Nunca es tarde. Siempre hay un momento que nos cambia la vida, una mirada, un golpe de suerte.

Un buen café para iniciar el día, hacer el compromiso de no utilizar las herramientas de la modernidad, generar introspección por un día, por un rato, por un momento o por un par de minutos cuando menos. Inhalar a fondo la magia de la respiración, conseguir de golpe la mayor emoción, sentirse vivo. Darnos la oportunidad de la lectura, de la observación, del breve momento que en ese instante nos envuelve, arrojar de nuestro ser cualquier sentimiento negativo, dejar fluir solo lo bueno, que es mucho si de verdad sabemos ver y percibir, ese ya es un inicio. Alguna vez la vida me cambio con una mirada inesperada que de repente se convirtió en amor, con un viaje que me enseño más de un motivo para querer vivir eternamente, la vida me cambio cuando anhele el abrazo de mi madre, de mi padre, de mi abuelo, pero ellos ya no estaban para mi en ese momento, la vida me cambio cuando me encontré con gente sin escrúpulos y egoísta, también me cambio cuando camine de la mano de ella en San Sebastián y luego me volvió a cambiar cuando todo termino. Hoy entiendo que la vida es un aprendizaje, si sabemos darle el enfoque correcto, nos ayudará a ser mejores personas, a caminar con mayor fortaleza y con menos rencor, si dejamos de pensar solo en nosotros y podemos ser considerados con los demás habremos ganado una batalla importantísima. Empecemos el día con el recuerdo mas bonito, aunque parezca triste, como recordar a alguien que ya no veremos jamás, aun ahí, existe felicidad, al recordar lo bien que la pasaron juntos. Puedes comerte al mundo, puedes crear lo que tú quieras si lo crees firmemente, nunca es tarde para ser lo que soñamos, la firmeza de nuestros sueños será nuestra fortaleza, nunca duermas y tampoco te despiertes sin alguno.


17 vistas
 

©2018 by Lamn/Mexico. Proudly created with Wix.com